Biomodelación Facial

 

Es un procedimiento médico ambulatorio, que tiene como finalidad ayudar en el proceso de rejuvenecimiento facial, mediante la recuperación de volumen perdido por el paso de los años. Contribuye además a redefinir áreas faciales sin cirugía.

 

Se realiza mediante aplicación de rellenos generalmente reabsorbibles, y en este caso, los efectos son reversibles.

 

 

El ácido hialurónico es el más conocido y usado para este fin, el cual está presente naturalmente en el cuerpo humano, brindando soporte a tejidos, estímulo a células productoras de colágeno y un alto nivel de hidratación.

 

 

Los resultados son inmediatos y pueden durar entre 8 y 12 meses aproximadamente, según múltiples factores como: edad, zona de aplicación, calidad de la piel, metabolismo del pacientes, estilo de vida, técnica de aplicación, etc.

 

ZONAS FACIALES INDICADAS

  • Mentón
  • Ojeras
  • Pómulos
  • Contorno mandibular
  • Nariz (Rinomodelación)
  • Surcos nasogenianos y labiomentonianos
  • Labios (perfilamiento y aumento de volumen)

EFECTOS SECUNDARIOS

Inflamación, enrojecimiento y hematomas

 

CONTRAINDICACIONES

  • Embarazo/lactancia
  • Cuadros gripales
  • Consumo de anticoagulantes
  • Patologías de base descompensadas
  • Infecciones odontológicas y dermatológicas
  • Enfermedades hematológicas y autoinmunes
  • Pacientes con rellenos antiguos  permanentes